martes, 4 de mayo de 2010

Mudando los Regalos de Boda

Después de todo el estrés que ha significado el planear la boda, recibir regalos es muy emocionante. Seguramente después de que han puesto fecha para la boda, han tenido que ver iglesias y lugares para la recepción, decidir el número de invitados, hacer la lista de invitados, ver proveedores de flores, música, video y más. Sin olvidar mandar a hacer las invitaciones y enviarlas, comprar el vestido de novia, rentar o comprar el traje del novio, buscar un lugar para vivir y ocuparse de la luna de miel. Después de estos y mil detalles más, da mucha emoción recibir los primeros regalos. Con un poco de previsión de su parte, los regalos no se convertirán en otro dolor de cabeza. Ten una lista de regalos de boda a mano de los regalos que vas recibiendo. Anota el regalo y la persona que lo envió para después poder enviar las notas de agradecimiento. Compara los regalos que vas recibiendo con las listas que hayas escrito con anterioridad de los artículos necesarios para tu casa. Pon aparte los regalos que vas a conservar, aparte los que puedes devolver y aparte los que se repiten pero que no puedes devolver. De esta manera iras teniendo orden y al final podrás ver que te hace falta comprar, que puedes devolver o intercambiar a la tienda y los regalos que no puedes devolver y que no quieres para decidir si los vendes o los conservas.